WE MAKE SHIPMENTS WORLDWIDE / HACEMOS ENVÍOS A NIVEL MUNDIAL
Carrito
No hay productos en el carrito

El Gobierno establece el modo ECO

El Gobierno establece el modo ECO y limita el aire acondicionado en instalaciones no residenciales a 27ºC y la calefacción a 19ºC

El Gobierno establece el modo ECO

La fuerte subida de temperatura que ronda los 40ºC e incluso los supera en muchas zonas del país, no solo nos afecta en España, si no que se extienda a muchos otros países de la Unión Europea. Tal es así que, por ejemplo, en el Reino Unido, batieron récords y alcanzaron por vez primera en su historia los 43ºC el pasado mes de Julio.

Estamos en una época en el que se nos hace prácticamente imposible trabajar sin un aire acondicionado que nos permita respirar y luchar contra estas altas temperaturas.
Hasta el día de hoy, era recomendable tener gestionados nuestra climatización por ciertos dispositivos conocidos como pasarelas o interfaces de aire acondicionado que permitan ahorrar energéticamente reduciendo las emisiones de CO2.

Ahora ya no es una recomendación, sino que es una obligación dado que el Gobierno español ha tomado cartas en el asunto aprobando un Real Decreto-Ley con un plan de choque de ahorro, eficiencia y gestión energética en climatización que precisa limitar las temperaturas de calefacción a 19ºC y las de refrigeración a 27ºC (a 25ºC para ciertas excepciones) en edificios no residenciales, públicos, establecimientos comerciales, aeropuertos o espacios culturales.

Se trata de una decisión polémica pero no nos puede pillar por sorpresa ya que, desde hace décadas, la climatización es el principal consumidor de energía en los edificios. Hay un total de más de 1,5B de aires acondicionados en todo el mundo. El consumo de éstos en los edificios asciende casi hasta el 50% de la factura eléctrica y hasta el 36% de las emisiones de C02, y esto no para de incrementar.

Según estadísticas de la Unión Europa y la Agencia Internacional de la Energía, el sector de los edificios o construcción es la vertical que más energía consume, por encima incluso del sector industrial o del transporte.